20 jul. 2014

"¿Desde cuándo la sociedad civil se preocupa por los precios que pagan los gobiernos por los medicamentos?" fue la pregunta que me hizo, un ex-funcionario de alto rango, cooptado actualmente por el sistema de Naciones Unidas, de un país que se sumará como miembro del Tratado de Libre Comercio Transpacífico.

Quede atónito con su pregunta, no entendía como me podía preguntar algo así, cuando para mi es absolutamente lógico que nos preocupemos y ocupemos de cuál es el precio que se va a pagar por un medicamento, porque de eso claramente va a depender que todas las personas que lo necesiten puedan acceder a ese medicamento, es decir que las personas tengan acceso a la salud.

Vamos a contextualizar donde se me hizo esta pregunta, estoy participando en Melbourne, Australia, de la 20 Conferencia Mundial de Sida, donde hay aproximadamente 14000 delegados de todo el mundo, a estas conferencia que ocurren cada dos años, concurren activistas, científicos, profesionales de la salud, funcionarios de Naciones Unidad y funcionarios de gobierno de los diferentes países. En esta conferencia se presenta los nuevos avances científicos en cuanto a tratamiento y prevención del VIH, las nuevas estrategias y lineamientos propuestos por las agencias de Naciones Unidas, OMS; ONUSIDA etc, múltiples presentaciones sobre programas y proyectos implementados en los diferentes países, presentando lecciones aprendidas y buenas prácticas, en fin son cientos de ponencias y presentaciones, mas la clásica sesión de posters y los grandes salones con cientos de stands tanto de farmacéuticas, como de gobiernos y organizaciones, un gran espacio que se llama la Aldea Global que reúne a organizaciones de la sociedad civil y de base mas comunitaria. y por supuesto que siempre se producen reuniones organizada casi espontáneamente para discutir , debatir y fijar posición, porque sin lugar a dudas la Conferencia es un gran escenario político, donde cuestiones de la geopolítica internacional, de las políticas nacionales y de las corporaciones multinacionales, están en juego, muchas estrategias mundiales y nacionales, se convalidan y apoyan en los comunicados y conclusiones a las que se arriban en la conferencia, por eso se invierten cifras millonarias para hacer estas conferencias, no es solo el hecho de compartir conocimientos y prácticas, pues se imaginan que en este mundo internáutico, actualizarnos sobre los nuevos avances científicos en el tratamiento sobre el VIH o conocer sobre las buenas prácticas de un proyecto comunitario realizado en alguna comunidad es situación de vulnerabilidad de las tantas en las que trabajamos a diario, es solo cuestión prender la computadora, habilitar la conexión a la red y enterarnos de todo, por esto sostengo que las cifras millonarias que se gastan en hacer conferencias mundiales cada dos años que reúnen un promedio de 20mil delegados de todo el mundo, tiene otra finalidad. Si se invirtiera este gasto que se produce cada dos años en la respuesta al VIH en algunos de los países africanos con epidemia generalizada, seguro que se habría logrado que bajara la prevalencia, sin embargo ya llevamos 20 conferencia mundiales y todavía no termino la actual y ya sabemos que la próxima la número 21  es en  Durban. Insisto, debemos preguntarnos ¿por qué se invierte tanto en estas conferencias?, ¿por qué los laboratorios multinacionales invierten tanto en estas conferencias?
Volvamos al tema de los medicamentos, los precios y la conferencia, ya en las últimas tres conferencias, pero en esta, sin lugar a dudas el tema central por excelencia es “Tratamiento Para Todos”, y debo reconocer soy un enamorado de los slogans que terminan con “……Para Todos”, también si lo pienso esto es lo que históricamente demandamos y reclamamos  la sociedad civil a nivel mundial, que todas las personas que lo necesitan accedan a los tratamientos para el VIH, aquí podría decir que la pregunta del exfuncionario tiene algún sentido, si fue el gran reclamos histórico que todos los que necesitan tratamiento accedan al mismo, ¿por qué ahora con el tema de los precios le estamos buscando el pelo al huevo?

Es cierto, gran parte de nuestras agendas, han sido dedicadas al acceso al tratamiento para todas las personas que lo necesitan, y aclaro que lo necesitan, porque siempre desde la ciencia nos plantearon que no era necesario empezar en cuanto se tiene el diagnostico, sino que convenía empezar cuando las defensas de nuestro organismo llegaban a cierto nivel por debajo de la media, y con eso se ganaba unos años de no estar ingiriendo medicina que si bien nos permite tener una hermosa y larga vida, son bastante toxicas para el organismo y asi como te mejoran por una lado te dañan por otro, fundamentalmente el hígado. Bien resulta que ahora ya no se habla de esperar, ahora las agencias de Naciones Unidas, los científicos, algunos gobiernos y por supuestos las grandes multinacionales farmacéuticas hablan de Tratamiento Para Todos y desde el minuto cero del diagnostico, y suman a la apuesta otro gran tema de agenda de la sociedad civil, la promoción del testeo, incrementar la cantidad de personas testeadas y por supuesto siempre testeo con consejería pre y post test, pues bien ahora también es otro de los grandes temas de la conferencia Testeo Para Todos, claro que ya están hablando casi de un testeo masivo y compulsivo sin consejería, al borde de violar todo lo establecido respecto al que el testeo debe ser voluntario y confidencial, podríamos decir que en términos de lo que siempre hemos reclamado desde la conferencia nos acompañan y apoyan en todo, y esto va a generar un compromiso para que todos los países salgan a responder con el Testeo Para Todos y Tratamiento Para Todos, en este punto debería ponerme a saltar de la alegría y festejar con toda la sociedad civil, pero tomando otro refrán “cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía”

Vayamos a los argumentos científicos que son esenciales y con los cuales siempre hemos acordado, la evidencia debe dirigir la respuesta al VIH, y asi debe ser; los argumentos que se sostienen es que para terminar o ponerle fin a la epidemia del VIH (dicho asi siempre da temor que nos vengan a matar a todas las personas con VIH pero en fin asi esta enunciado) lo fundamental es lograr frenar la transmisión del VIH, ciertamente, por eso se han invertido millones en la disponibilidad del preservativo y la promoción de su uso, también se ha invertido en otros innovadores métodos, pero sin lugar a dudas el efectivo ciento por ciento es el preservativo, pero la subjetividad de las conductas humanas, la tradición e idiosincrasia machista, ha hecho complejo que se logre un uso constante y sonante del preservativo, sin embargo hay que rescatar que se ha incrementado de manera muy significativa el uso del mismo; el otro  tema es que el 50% de las personas que tienen VIH, no lo saben, y esto es porque la personas no se hacen el test, y hay muchas explicaciones para esto pero no vienen ahora al caso; con este panorama sería muy complejo frenar la transmisión, pero por otro lado la ciencia ha llegado a la evidencia que cuando una persona con VIH está en tratamiento y logra bajar su carga viral de manera indetectable (es decir logra bajar la cantidad de virus en sangre, a un nivel que el análisis de sangre que se realiza para ver cuanto VIH tengo en mi sangre no logra detectarlo, es decir estoy indetectable) esa persona no transmitiría el VIH; para entenderlo cuando tenés tan poca cantidad de virus en sangre que ni los análisis lo detectan, no existiría potencial de transmisión, por eso las personas que tienen VIH y quieren buscar quedar embarazadas deben asegurarse que están indetectable, esto hace mucho tiempo que lo sabemos y es una evidencia científica pura. Entonces la ciencia que dice a partir de la evidencia, no puedo frenar la transmisión solo con el preservativo, pero si las personas que tienen VIH están en tratamiento no transmiten el VIH, entonces una solución para frenar la transmisión es que todas las personas que tienen VIH lo sepan, por eso que se hagan todos el test y que todas las personas con VIH estén con tratamiento, llegamos al aval científico del Test Para Todos y Tratamiento Para Todos, parece perfecto y casi casi estaría absolutamente de acuerdo, aunque cuando pienso en la subjetividad de las personas, en los derechos de cada uno, en la perspectiva de Derechos Humanos tengo algunos ruidos importante, pero no los voy a poner en la mesa en estos momentos.

Sigamos adelante y vamos por el Test y Tratamiento Para Todxs! Ahora bien repacemos un poco los datos de la realidad, las estadísticas que todos los años nos presenta ONUSIDA, dicen que en la actualidad en el mundo no hemos logrado darle tratamiento a todas las personas que lo necesitan, de los 35 millones de personas que viven con VIH en el mundo solo el 37% reciben tratamiento, por eso todos los años se mueren un promedio de 2 millones de personas a causas relacionadas con el VIH y esto ocurre porque los gobiernos no pueden cubrir la altísima inversión que significa la compra de tratamiento, ya que los precios son excesivamente elevados, producto del salvaje mercantilismo de la farmacéuticas multinacionales, verdaderos oligopolios mundiales, que además pretende perpetuar sus patentes y exclusividad, a través de tratados bilaterales o multilaterales como el mencionado del Tratado Transpacifico.

Si me preguntan, claro que quiero Tratamiento Para Todos, no quiero que ninguna persona en el mundo muera mas, de una enfermedad que con tratamiento es una enfermedad crónica y nadie debe morir solo por falta de medicación, claro que si, lo he gritado y es la más importante agenda de las sociedad civil, de las personas que tenemos VIH, claro que no queremos que nazcan mas bebe con VIH, claro que no queremos más niños huérfanos por causas asociadas al VIH, claro que no queremos que más personas no contraigan el VIH. Queremos Tratamiento para Todos, Queremos Salud Para Todos, Queremos Vida Para Todos.

Pero ya conocemos las recetas que dicen que la copa de arriba rebalsa y llena las otras, nunca paso, la copa de arriba se convierte en un gran barril que nunca deja de agrandarse para seguir llenándose y aplasta inexorablemente a las de más abajo. Por eso le quiero mirar los dientes al caballo, ¿porque la industria monopólica farmacéutica esta tan interesada como nosotros, la sociedad civil en la salud y el tratamiento para todos? ¿Como hacen los Estados para poder pagar los altísimos precios de los medicamentos que imponen las farmacéuticas?, ¿cómo van a llegar a todos si hoy solo pueden llegar al 37%?
Es tan burdamente clara la estrategia, tan obvio, lo obvio es siempre lo más difícil de ver, esos oligopolios, no estan preocupados verdaderamente por la salud, como nos están haciendo creer, esas corporaciones solo buscan acrecentar la demanda (por eso son sponsors del Tratamiento para Todos), perpetuar su monopolio y obligar a endeudarse o firmar tratados de comercio que solo llenan su propio barril.

Siguiendo este camino no lograremos nunca que todas las personas estén en tratamiento, así solo logramos Estados más endeudados y en banca rota, que menos van a poder responder al cuidado de la salud de sus pueblos.

Ya sabemos nosotros cómo lograr Tratamiento Para Todos, eso ocurre cuando las multinacionales farmacéuticas, dejan su incontrolable avaricia, venden a precios razonables las drogas patentadas, cuando no imponen nuevas patentes o perpetuán las patentes sobre drogas que ya a perimido sus plazos de patentes, cuando se permite la fabricación de genéricos, cuando se invierte en las industrias y producciones nacionales, así si es posible garantizar el acceso universal a los tratamientos.



Por eso le respondo al ex-funcionario que me preguntaba "¿Desde cuándo la sociedad civil se preocupa por los precios que pagan los gobiernos por los medicamentos?"  y la respuesta es muy simple, desde que queremos efectivamente Tratamientos Para Todos los que lo necesitan, y desde que los gobiernos son los pueblos… Si desde ese entonces.

Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -