17 feb. 2014




Quiero expresar nuestra más cálida solidaridad hacia el Gobierno y el Pueblo Venezolano ante este renovado intento desestabilizador impulsado por sectores políticos que pretenden desconocer la legitimidad del gobierno del Presidente Maduro, apoyados abiertamente por diversas organizaciones de la derecha norteamericana.

Creo que si miramos atentamente podremos aprender la dura experiencia que transita el hermano Pueblo Venezolano.

Leopoldo López, principal organizador de la conmoción callejera, responsabiliza al gobierno chavista por la “inseguridad”, la alta tasa de criminalidad, la inflación del 50% anual y el desabastecimiento.

El Señor López quiere hacernos creer, a través del corresponsal de Clarín en Caracas, que no sabe que la zona del Caribe, El Salvador, Honduras, México, Colombia, Venezuela es endémica en la tasa de muerte violenta. Las Maras en El Salvador, los carteles colombianos y mexicanos de la droga son clarísimas pruebas del fenómeno.

En Venezuela hay control de cambio, control de precios, mercados subsidiados por el gobierno.

Pero el país, debido a décadas de políticas destructivas, en su capacidad para producir alimentos es neto portador de alimentos.

El gobierno compra directamente para abastecer los mercados subsidiados pero la mayor proporción lo hacen unas pocas empresas privadas que desabastecen determinados productos pues no aceptan el control gubernamental produciendo así aumentos de precios que producen inflación.

A grandes rasgos podríamos describir la situación como una confrontación de intereses.

De un lado el Gobierno Popular promueve y protege el nivel de vida de amplios sectores sociales haciendo que franjas de población, históricamente marginada, tengan poder de compra. También el gobierno ha nacionalizado el petróleo y otras actividades en detrimento de sectores nacionales aliados con empresas extranjeras, para obtener así medios económicos con que sostener su política social y su presencia internacional.

Los sectores altos de la sociedad, “la burguesía” al decir del chavismo, dueña de buena parte de los medios de producción, bancos, sistemas de importación y distribución de mercadería de alimentos y múltiples medios de comunicación, logró la adhesión de amplios sectores de la “internacionalmente necia clase media”, eterna admiradora de abstractos modelos extranjeros y tenaz enemiga de los derechos de connacionales, pobres y excluidos.

El gobierno carga también con los errores, contradicciones y burocracia que es inherente a todo proceso democrático popular.

El chavismo ha sido decisivo en los procesos populares de toda América y logró extraordinaria repercusión a nivel internacional.

Néstor y Cristina siempre reconocieron y agradecieron la mano fraterna y solidaria del Comandante Chávez en gravísimos trances del primer gobierno kirchnerista.

Amplios sectores del pueblo argentino no olvida y recuerda con admiración y respeto la vida y la obra del Comandante Chávez.

Estamos seguros que el Pueblo y el Gobierno Venezolano lograrán desbaratar este nuevo intento de burlar la voluntad popular del hermano pueblo venezolano.

José María Di Bello
Presidente de MILES Capital

Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -