30 sept. 2014


El juez Thomas Griesa no es cualquiera. Hace más de 40 años es titular del Juzgado de mayor importancia en la estructura legal de uno de los centros de decisiones financieras más importantes del mundo: Wall Street.

Las decisiones del Juez Griesa están históricamente orientadas a dar protección y cobertura legal a los intereses de los grandes grupos económicos más concentrados dentro de EEUU y el resto del mundo.

Las decisiones del Juez Griesa son acatadas por todos pues cuentan con el aval de los Tribunales Superiores en la mayoría de sus fallos. El ordenamiento jurídico legal norteamericano le otorga al Juez Griesa la facultad de ejercer acciones punitivas  para hacer cumplir sus decisiones dentro y fuera de EEUU, es decir, en todo el territorio del imperio.

El poder ejecutivo de EEUU ejercido por el “bombardeador serial premio nobel de la paz” actúa en el territorio imperial en defensa del interés y la seguridad nacional (¡de ellos!) y la promoción de las leyes, el “american way life” y el sistema democrático…(Sí! Con elecciones y todo).

Asi vemos cómo países, cuyos gobernantes no supieron atender a tiempo las indicaciones emanadas del ordenamiento legal de la “gran democracia del norte”, tuvieron que ser parcial o totalmente destruidos pero hoy gozan de las “instituciones democráticas con parlamento y todo”: Irak, Libia, Afganistán,  próximamente Siria. En el pasado próximo su influencia benefactora en América del Sur fue indirecta pero no menos efectiva: Argentina, Chile, Panamá, Nicaragua, El Salvador, etc…

Las intervenciones norteamericanas directas o indirectas siempre van acompañadas por generosas y legales instituciones económicas: FMI, Bancos de todo tipo y también empresas gigantescas que producen muchos adelantos y ganancias (para ellos!) y que últimamente están ayudando a Libia, Irak, Afganistán, Siria con “esos problemitas que hay con el petróleo, viste?”.

Argentina hoy resultó tener en su territorio el segundo o tercer yacimiento más importante del mundo de gas y petróleo a ser explotado en los próximos años; con su economía está rompiendo los condicionamientos que frenaron el desarrollo de la vida de nuestro país: el menemato, el aliancismo, el blindaje y el megacanje, el default post 2001, la devaluación duhaldista, hasta llegar al largo proceso de reestructuración de deuda (en 10 años se pagaron 190.000 millones de dólares).

Argentina hoy está siendo acosada por el ordenamiento legal de Wall Street, que cuenta con el, por ahora, silencioso aval del unabomber universal.

Amigos, vecinos, compatriotas: el ojo codicioso, la voracidad insaciable de los dueños del poder económico transnacional y sus aliados nativos que cuentan con la simpática adhesión de los payasescos multicolores neo-PROcesistas, los residuales antilosados carcamanes de siempre, la mesa chica de “Las Cuartetas”, y los “iluminados del círculo del qué hacer”.

No es el gobierno nacional el objetivo de los buitres, SOMOS NOSOTROS, el pueblo argentino, nuestro territorio, las riquezas de propiedad colectiva, nuestra soberanía financiera, nuestro proceso de recuperación económica, laboral, de salud, alimenticia.

Para lograr sus objetivos necesitan someternos a un nuevo shock político y económico que nos retrotraiga a los años de la dormidera depresiva de la larga noche del neoliberalismo.

Compatriotas, esta vez no estamos aislados ni desorganizados.
Tenemos 10 años de trabajo fecundo con inclusión social que permitió la reaparición y crecimiento de la casi destruida clase media, millones de puestos de trabajo y miles de convenios laborales.

Claro que no todo es un lecho de rosas y que abundan las limitaciones, los errores y las trapisondas pero en España, Italia y Grecia el desempleo juvenil es del 50% y hay rebaja de las jubilaciones y allí no hay ni PRO.GRE.SAR ni jubilación anticipada.

Compatriotas, el juez Griesa con la autoridad que le otorga la estructura legal del imperio nos acaba de DISTINGUIR señalándonos como DESACATADOS.

Oíd mortales del mundo
Nosotros, los argentinos asi como somos hemos osado DESOBEDECER las órdenes imperiales.
Nosotros estamos dispuestos a defender sin más armas que la verdad, los pactos y la solidaridad internacional nuestra soberanía nacional.

Argentinos, alcemos nuestra voz.

Movilicemos nuestra opinión y nuestros cuerpos para apoyar a este gobierno que interpretando nuestros sentimientos más profundos NO SE ARRODILLA ANTE LA PREPOTENCIA DE LOS PODEROSOS.

José Maria Di Bello
Precandidato a Legislador por CABA

Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -