19 oct. 2014



Con entusiasta verborragia los referentes más importantes del arco opositor compiten por demostrar “quién es el más derogador”.

Todos coinciden en calificar de “no democráticas” las leyes que el Gobierno de Cristina impulsó para beneficio de mayorías: AUH, AFJP, Jubilaciones, Pro.gre.sar; Pro.cre.ar entre muchas y otras de recuperación de Soberanía política y económica como ser la compra de YPF, Aerolíneas, el pago de la deuda externa, la reforma del Banco Central… pues estas leyes han sido sancionadas por mayoría, es decir, que la minoría perdió la votación porque la mayoría de los representantes elegidos por el pueblo decidió, conforme a lo que consideraron conveniente.

Sorprendentemente para la oposición, la mayoría parlamentaria no puede decidir. Tiene que aplicar los criterios antagónicos de la oposición.

En la historia política argentina existen muchos ejemplos similares: si a los poderosos no les gustaba algún resultado electoral anulaban la elección. Si algún gobierno surgido de las urnas no les gustaba, a través de sus Fuerzas Armadas, lo volteaban y a veces sólo hacia falta la policía como fue con el Presidente Illia.
En 1955 derogaron una Constitución, la de 1949 y todas las leyes que derivaban de su existencia.

El criterio es siempre el mismo.
Si lo que decide democráticamente el pueblo a través de sus representantes va en contra de los intereses de los poderosos nacionales y extranjeros y a favor de los intereses de las mayorías populares entonces los representantes políticos de las minorías niegan valor a las decisiones mayoritarias.

Las bullangueras declaraciones de los Binner, Massa, Sanz y demás corifeos hacen base en el supuesto que, no solamente no podrá ser candidata Cristina en 2015, sino que el Frente para la Victoria perderá no menos de 20 diputados y senadores.

Y es aquí donde una duda me atormenta y ruego me ayuden a pensar con sus comentarios “en esta ocasión tan dura” como diría Fierro.

Al momento de votar, los padres de los millones de argentinitos que reciben alguna asistencia de parte de “este gobierno”… ¿dirán ¡¡BASTA DE CLIENTELISMO BERRETA. Todos con Binner o Massa!!?

Los millones de jubilados “flojos de papeles” que sí recibieron una Tarjeta ARGENTA …¿Se juntarán en las plazas para quemar los plásticos con la consigna “¡¡Muera Diego Bossio, Viva Patricia Bullrich!!”?

Los que consiguieron construir, comprar, refaccionar casas con créditos a tasa negativa… ¿Rodearán el  Banco Hipotecario al grito de “¡¡BASTA DE DEMAGOGIA, CUOTAS INDEXADAS YA!!”?

Los que compraron autos, motos, lavarropas, heladeras con créditos promocionados por el Gobierno Nacional … ¿Rodearán concesionarias, locales de Frávega, de Garbarino exigiendo a los gritos “¡¡QUEREMOS PAGAR LO JUSTO. AUMENTO DE LAS CUOTAS YA!!”?

¿Haremos todos una gigantesca concentración en Plaza de Mayo con un escenario enorme donde Violetta y Mauricio improvisen coplitas al estilo “Griesa SI, Kicillof NO”  que todos seguiremos a coro con los encendedores y los celulares?

¿Enviaremos misiones a España para exigir la libertad de Marsans y exigirle que acepte hacerse cargo otra vez de todos los nuevos aviones de Aerolíneas?

¿Le enviaremos alfajores Havanna al directorio de Repsol rogándoles se hagan cargo junto a Paul Singer de Vaca Muerta?

¿Será cierto que los argentinos, aparte de desmemoriados no podemos ver con claridad a tiempo dónde están nuestros intereses?

¿Volveremos a saborear el gusto de sapos de pozo negro como fue con Carlitos Menem y De la Rúa?


José María Di Bello
Precandidato a Legislador por CABA





Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -