12 nov. 2014



Jorge Capitanich calificó de “terroristas económicos” a empresas como General Electric, Quilmes, Brahma, Laboratorios medicinales y un nutrido selecto grupo de empresas nacionales y extranjeras que vienen realizando desde hace años maniobras contables, tramoyas ilegales, triquiñuelas comerciales que les permitieron pagar pocos impuestos y girar en forma tramposa 13 mil millones de dólares hasta el 2012.

Esto fue posible porque el gobierno sólo es eso. PODER POLITICO DE TURNO.

El verdadero poder, el económico, depende de las decisiones de diversas estamentos muy concentrados que les permiten a un grupo no mayor de 500 empresas controlar, organizar y distribuir el 80% de todo lo que existe.

Asimismo más del 70% de dichas empresas son extranjeras o dependientes.

Las estafas al fisco argentino cuentan con la complicidad de funcionarios del estado cooptados ideológica, política y venalmente (coimeros). Las técnicas son varias, citamos algunas:

Comprar en el exterior a 10, hacerlo figurar en la factura 20 y la diferencia cobrarla en el extranjero.

* Vender a 10 lo que vale 20, la diferencia en negro cobrarla en el extranjero y pagar menos impuestos aquí.


Creo yo que sólo en este último tramo se puede apreciar claramente el resultado de las medidas y actos del gobierno que se vienen aplicando desde hace tiempo.

El "acuerdo" de la politiquería opositora – medios de comunicación y grupos económicos sostienen y aumentan la gigantesca campaña de mentiras, ocultamiento y deformación sobre nuestras desprotegidas cabezas.

Lúcidos, informados y experimentados comentaristas del campo popular y el griterío del infantilismo izquierdista del siglo pasado insisten en explicarnos los yerros, los errores, las cagadas, lo mal hecho por el gobierno como si no se tratara la vida de un feroz enfrentamiento entre los permanentes dueños de todo y un proyecto que va rehaciéndose a cada paso; como si el desarrollo de lo existente no verificase como constante la lucha de contrarios.

Así nos explican que no pagar la deuda externa solo requiera la voluntad de hacerlo; que para nacionalizar el comercio exterior sólo hace falta un decreto; y que los precios aumentan porque Cristina lo autoriza...

Aparecen, también, fenómenos que son criticados por los grandotes y soslayados por los propios: el hermano del anterior presidente del Banco Central regenteaba una cueva cambiaria, luego que Cristina lo denunciara renunció y asumió Alejandro Vanoli quien, en recientes declaraciones, afirmó “si esperan que el 1º de enero vayamos de rodillas a negociar con los buitres, no entendieron nada...” y agregó que “hay buitres internos que intentan instalar el miedo.”

Explicó, Vanoli, que él se propone generar condiciones para reformar la ley de entidades financieras, desdolarizar el ahorro y promover la federalización del sistema bancario.

El viceministro de economía denunció que “existe un sector bancario clandestino que maneja activos financieros sin registro ni control, 100 veces más grande que la economía nacional”.

El presidente del Banco Central, Vanoli, acusó a sectores del establishment de buscar una devaluación y un estallido que tumbe al gobierno de Cristina.


El ministro de economía Axel “canta claro” afirmó enfáticamente: 

“Las políticas de ajuste son un grave error, no sacan a los países que están sufriendo una crisis. Esa recomendación es criminal.”

“Los argentinos conocemos los resultados de esas recetas: reducción en educación; salud; políticas sociales; salarios; jubilación; empleos; etc.”

Denunció que los países centrales “pretenden hacernos pagar el costo de SUS crisis”.

“Tomar deuda para pagar deuda no genera desarrollo, produce ganancias para los capitales y hambre para los pueblos.”

“Para países como el nuestro, la mejor forma de crecer es distribuir y la mejor forma de distribuir es crear empleo digno.”

Quiero consultar a mis amigos, según yo veo las cosas el marco de crisis de los países centrales desatada desde el 2008 condiciona fuertemente el desarrollo de los países periféricos. Nosotros también soportamos la carga de la deuda, los ataques de los buitres extranjeros e internos, la enorme extranjerización de la economía nacional; el boicot de los agroexportadoras y del sector financiero; etc...

Y a pesar de esto y de todos los graves errores internos se pueden sostener en líneas generales las políticas de inclusión, protección social y promoción industrial.

El actual equipo económico no tiene más de un año de actividad.
Sólo hace semanas se pudo completar la política de trabajo asociado entre el Ministerio de economía, Banco Central y organismos de control impositivo y cambiario.

¿Se acuerdan cuando un payasesco personaje a sueldo de la corporación financiera se atrincheró en el edificio del Banco Central porque no queria cumplir las disposiciones del Ejecutivo Nacional argumentando que el Banco Central era “independiente”.?

Más allá del resultado del enfrentamiento Gobierno Nacional vs Poder económico extranjero-nacional creo que el Gobierno mantiene la iniciativa política y que las medidas económicas aplicadas confirman la decisión de no modificar el rumbo.


Pd: Mientras se desarrollan estos procesos me anoticié de una propuesta de un Legislador de la Izquierda Proletaria Porteña la cual consiste en cambiar el nombre de la estación de subte de Plaza Miserere...

José María Di Bello
Precandidato a Legislador por Capital


Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -