24 ene. 2015



Quiero compartir con mis amigos algunos puntos de vista que no constituyen una reflexión acabada y ruego a quienes tengan voluntad, ayudarme aportando sus opiniones.

Solo tengo en mente la información que todos conocemos de la tragedia de la AMIA a través de diarios y algún libro de Jorge Lanata y Gabriel Levinas.

Debido a la clásica metodología judicial argentina, solo han pasado 20 años del acontecimiento y hemos comenzado a olvidar y a reelaborar los sucesos, como lo hacemos con los recuerdos de la infancia.

Un par de artículos de Pagina 12 (escritos por Verbitsky, Kollman y otros) y fundamentalmente las cartas de la Presidenta me ayudaron a organizar mi incipiente análisis.

Los sucesos son harto conocidos pero quiero contarles cómo los entiendo yo para poder opinar:
Luego del salvaje atentado, Isaac Ravin, Carlos Menem y EE UU pactan no investigar para encontrar a los responsables sino inventar una versión con un único culpable: Irán.
Esto contó con la colaboración de una parte de la dirigencia de la DAIA y AMIA.
El juez Galeano sólo tardo 10 años en elevar la causa a juicio y luego de la sentencia el tribunal de Alzada negó validez a lo actuado volviendo todo a foja cero.
Galeano y otros son procesados por tergiversar, ocultar pruebas y confabularse para encubrir  la verdad.

Debido al impulso y apoyo que el actual Gobierno dio a la causa, es posible que luego de otra década y media, si en junio no llueve, se inicie el juicio por encubrimiento a los siguientes imputados: Galeano, Anzorregui, Mulien, Barbaccia, Carlos Menem, Fino Palacios, Castañeda, cuyos roles pueden conocerse en la carta de Cristina.

Extraordinario logro es el de los medios que han logrado hacer creer a importantes sectores de la sociedad que el Gobierno que impulsa conocer la verdad sea considerado “encubridor”; pues lo acordado con el gobierno de Irán para que un juez argentino interrogue a los “imputados” iraníes, es considerado “una traición”.

Cabe recordar que cuando el ex embajador iraní en Argentina fue detenido en Londres, a pedido del juzgado argentino, la justicia inglesa determinó lo falso de la acusación y la
Argentina debió pagar 25 mil dólares por daño moral.

Como si no fuese suficientemente confusa la repentina denuncia periodística de Nisman, su muerte dudosa, la intervención del gobierno pasando a retiro al máximo mandamás de los “espías”, el Stiusso terminó de encarajinar la escena.

Un día después de la revelación a la prensa del finado fiscal sobre el supuesto pacto secreto de Cristina-Irán que consistía en desistir de las órdenes internacionales de detención de los iraníes imputados a cambio de vender granos y comprar petróleo barato, apareció el canciller Timermann mostrando un documento escrito de Interpol donde se afirma lo falso de toda falsedad dicha por el fiscal Nisman y se reveló que Argentina no compró ni comprará petróleo iraní y que los granos los venden las cerealeras monopólicas, entre las cuales se encuentra una empresa de Aranda, importante capitoste de Clarín.

Una duda: Si el vicepresidente fue y es cuestionado por poseer un departamento en Puerto Madero,  al finado fiscal ¿le alcanzaba el sueldo para pagar el alquiler y las expensas en Le Parc?

Vivir en el llano nos da la posibilidad de expresar sinceramente una opinión.

Creo que estos acontecimientos son un episodio, un combate en la batalla que el gobierno populista (como diría Laclau), nacional y popular (como lo sentimos millones) viene librando desde el momento que asumió la firme decisión de reconstruir, como se pueda, el entramado productivo y social de nuestro país, con una clarísima convicción: que la inclusión de millones de argentinos en algún sector de la actividad económica beneficia al conjunto de la sociedad argentina. 

En todos estos años y sobre todo en el último tramo este gobierno soportó todo tipo de maniobras y ataques tendientes a desestabilizarlo, a obligarlo a cambiar el rumbo y eventualmente a buscar una salida en helicóptero.

Esta vez “las fuerzas de la oscuridad” creyeron que la conmoción de Paris podía provocar que la revelación sobre el pacto con Irán produjera que EE UU pusiera a la Argentina en la lista de países protectores del “terrorismo”.

Pero no sabían que, como diría Tato Bores, “mi amigo el canciller” tenía una carta en la manga: la carta de Ronald Noble, ex jefe de Interpol y ex jefe de Servicios secretos de EE UU. Tampoco tuvieron en cuenta que en esa misma semana se reunieron el Ministro de Economía, las provincias petroleras y las empresas multinacionales que invierten en Argentina, para acordar seguir invirtiendo y produciendo aquí.

Cabe señalar que, debido a la baja del precio del crudo, el 25% de las empresas en EE UU se han paralizado destruyendo miles de puestos de trabajo: la empresa de donde proviene Galuccio de YPF acaba de anunciar que despedirá 9 mil empleados en todo el mundo, mientras que aquí el Gobierno sigue negociando para evitar masivos despidos.

En España se han creado 3 millones de puestos de trabajo, pero con salarios 30% más bajos y sin paritarias. En Chile se negocia salario empresa por empresa, no por rama de actividad y sólo el 14% de lo asalariados están sindicalizados.

Sin ir más lejos, ayer en nuestro país choferes y metalúrgicos, a pesar de los efectos de la crisis internacional, consiguieron aumentos ahora  a cuenta de paritarias de marzo y abril; los maestros de Buenos Aires consiguieron aumentos en vacaciones a cuenta de paritarias en marzo y en esta semana tan preocupante para “gente” del sector al que pertenezco, (la voluble, temerosa y atenta escucha de TN, Lanata y demás asusta chicos), 4 millones y medio de jubilados terminaron de cobrar “sin descuentos a lo Bullrich”  4 millones de asignaciones y planes varios, y de paso, “los señores del campo” aprovecharon la volada y aumentaron la carne el 50% en 60 días.


El Gobierno de un país que perdió sus FF AA como factor de poder debido a su pasado accionar genocida;  un Gobierno que hace un par de años soporto insólitos desplantes policiales, de prefectura y hasta de gendarmería, obviamente no es con represión que se sostiene; lo hace manteniendo la calma y la iniciativa política, implementando medidas económicas que permitan sostener la actividad cuando gran parte del poder mediático-económico-político busca un estallido que permita volver a los 90 y sus consecuencias.

Dijo Cristina: “el colonialismo del presente no viene con cañones sino con armas financieras y una muy aceitada relación con servidores nativos y sutiles maniobras de inteligencia y penetración política y cultural”.

En estos días asistimos a una explosión de bronca e indignación de la “parte sana” de la sociedad cuando comprueban que nada de lo que tenían preparado sirvió a sus fines “acabar con la tiranía cristinista”; que fueron por lana y volvieron esquilados, que fueron engañados, que les hicieron creer que era el momento oportuno, que el gobierno estaba dentro de un termo, que si el año pasado lograron una devaluación este año seria una mega devaluación, que acorralado el gobierno por la mirada critica de Obama se vería todo y volverían a los felices 90 (para ellos). 

Dicen algunos perspicaces que parece que fueron victimas de una gran operación de inteligencia que les hizo avanzar creyendo ver el camino llano y encontraron enormes baches y algunas balaceras.

Yo lo veo así, y mis fantasías no requieren pruebas ni explicación.

Creo que vivimos un constante enfrentamiento entre posiciones antagónicas.
Hoy, esos antagonismos se resuelven en beneficio de uno y otro bando con actividad política en un ámbito de juego democrático.
Esto no impide, más bien favorece, el uso de artimañas y maniobras que el sistema permite. Por ejemplo: se puede impedir la aplicación de una ley votada por el Congreso si un juez “amigo” aplica una “cautelar” que impide el ejercicio de una ley democráticamente concebida.
Cuando esto sucede “la tota Lata”, “el Longobardo”, “el Dotor” y el resto de la comparsa aprueban calurosamente “la herramienta democrática”.
Cuando se armó y promocionó la mediática “gravísima” denuncia protagonizada por el fiscal superstar, sustentada en argumentos falaces, tomó nota la “gilada” que su historia fue construida con elementos que el bando opuesto dejó investigar y que además tenía otros apoyos que “ellos” no conocían; que las “grabaciones reveladoras” son de simples ciudadanos que no son funcionarios y cuyos dichos no constituyen delito alguno, que, en definitiva, tienen el valor de una conversación de dos amigotes tomando cerveza en un bar.

Es decir, “se comieron un garrón”; “entraron como chancho pa`l maizal”; “les hicieron la cama”, etc…
O también, puede considerarse por el resultado que a pesar de jefes espías amigos, de amigos en la “embajada”, de contactos con otros servicios, y cuanto chanta suelto tengan a mano otra vez, con sutileza, clara estrategia y adecuada inteligencia táctica, el gobierno ungido por la voluntad del pueblo argentino superó otro embate de la eterna oscuridad.


Creo que hubo quienes trabajaron mucho en ese sentido y a quienes debemos, al menos yo, RESPETO Y CONSIDERACIÓN, pues han quedado expuestos, mostrando sin lugar a dudas que ponen el cuerpo y el alma por este, NUESTRO PROYECTO DE VIDA

Bonus Track: probaran su propia medicina

La jueza que investiga la dudosa muerte de Nisman es la misma que investigó el presunto suicidio de Lourdes Dinatale quien denunciara a Emir Yoma por coimas. Luego de años la causa se cerró sin resultados.

Cierto es que enormes dificultades surgen a cada paso: 

¿Se podrá pactar en forma justa y razonable con los fondos buitres?
¿Podrá el Ministro sin corbata encontrar los caminos para evitar los arrastres al “agujero negro” de la crisis mundial?
¿Será posible concretar los pactos con China en infraestructura, comercio y financiero?
¿Será posible sostener “precios cuidados”, es decir, resistir la imparable voracidad empresaria?

Cierto es que todavía hay gente durmiendo en la calle.

Pero YA NO HAY piquetes en las calles de argentinos desarrapados acuciados por el hambre y desesperados por no ver la salida exigiendo “que se vayan todos”.

Ya no hay interminables filas de angustiados argentinos desocupados aceptando trabajos basura sin chistar.

Ya no hay servicio domestico “baratito” por casa, comida, viáticos y “alguna ropita para los chicos”.

Eso añoran las viudas putativas que desfilaron en plaza de mayo pidiendo “justicia” para el continuo visitante de la embajada yankee en busca de línea para su accionar. 

LO QUE HOY HAY ES LA FIRME DECISION POR SOSTENER EL RUMBO QUE NOS INCLUYA A TODOS EN EL FESTIVAL DE LA VIDA.

Abraz
os fraternales

José María Di Bello

Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -