19 feb. 2015



"En el diario
no hablaban de mí
ni de ti..."

Algo así cantaba mi amigo Sabina.
Algo así es mi primera reflexión.

Con Alex Freyre compartimos amor, lucha, militancia social, amenazas, burlas, amenazas, bajones, más amenazas, temores y al final la esperanza que se convirtió en realidad: la sociedad argentina reconoció legalmente que la diversidad es la forma de existir de lo humano.

En ese tiempo aprendí que también hay diversidad dentro de lo diverso. 
En algún punto del camino comenzamos con Alex a entender y respetar nuestras distintas maneras de ver y actuar.

Juntos acordamos seguir compartiendo el ancho e irrenunciable camino de lucha junto a los demás argentinos y también preservar nuestra individualidad cortando para ello nuestro vinculo de pareja, de amor de pareja, de convivencia matrimonial de acuerdo a los usos, costumbres y disposiciones legales que las leyes actuales nos otorgan.

Pensando en estas cosas, en cómo le explico a mis hijos, a mis amigos, comienzo a sentir que llueve, que me mojo y que estoy cruzando la Avenida de Mayo y advierto una verdadera multitud de gente con paraguas multicolores aplaudiendo enérgicamente que me devuelven rápidamente a la lucha, quiero decir, a la vida...

Son miles y miles que caminan algunos con carteles, en silencio.
Otros exigiendo a viva voz - ¡Justicia! ¡Justicia! - . 

Desde la vereda veo pasar a los funcionarios judiciales, fiscales, jueces y acólitos quienes son justamente quienes no han hecho su trabajo, más bien todo lo contrario. Se han desviado  (y siguen haciéndolo) del camino que lleve a conocer la verdad en el caso Embajada de Israel-Amia-Nisman.

Escucho también algunos cánticos contra el gobierno y afirmaciones como:
¡Basta!
¡Ladrones!
¡Que se vayan!
¡Tenemos miedo!

Mucho reflexioné acerca de esto. Quiero compartir algunas con mis amigos:

Fue multitudinaria y representativa la concurrencia.

Representativa del sector de nuestra sociedad que TIENE MIEDO que sus privilegios de casta puedan ser menoscabados.

Piden JUSTICIA pues consideran sumamente injusta la condena social y prisión efectiva de algunos cientos de asesinos confesos con uniforme que asolaron Argentina durante las dictaduras militares A SU SERVICIO.

Gritan LADRONES a quienes les robaron una parte importante de su hegemonía en la conciencia política general que votó dos veces a ésta robacorazones.

¡BASTA! vocifera la distinguida y muy numerosa concurrencia.

¡BASTA YA de proteger a niños, embarazadas, estudiantes pobres, ancianos y toda laya de caídos del camino! 

¡BASTA YA de repatriar científicos y técnicos! ¡Que se vayan todos a lavar los platos!

¡BASTA YA de proteger a los desocupados! En España hay 6.000.000 de parados y el Gobierno no gasta 1 euro en ellos...

¡BASTA YA de leyes inicuas que promueven derechos a la servidumbre de sus casas y de sus campos!

¡BASTA YA de actuar como si fuéramos un país soberano frente a los buitres y no con la mansedumbre con que aconseja Mauri!

¡BASTA! ¡BASTA! ¡BASTA! 

¡BASTA YA de ser atrevidos en la política de la "madre patria" y su venerable "oscurito" Obama! Mandándole cartas irrespetuosas como las que envió "ese" que dice ser Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno Nacional, Popular y Soberano, es decir, del Gobierno de Esa Mujer la cual, de manera inaudita, se atreve a exigir que Estados Unidos e Israel dejen de hacer lo que han hecho siempre: Influir con operaciones políticas y de inteligencia en la vida política y económica argentina.

Y además, le pide airadamente que como Estados Unidos negocia hoy con el "demonio iraní" incluya a la Amia en el temario.
¡Cuánta razón tenían los manifestantes!


Buscando hoy en el diario si las noticias hablaban de mí, me entero que el Departamento de Estado de la "madre patria" contestó rápidamente el exabrupto epistolar de Ella y su Ministro, diciendo que con Irán tratan de lograr que los ayatolás no terminen su propia bomba atómica y que por lo tanto no tienen agenda para tratar el "temita Amia".

Pero, nos aseguran que seguirán "colaborando" es decir, metiendo mano como lo han hecho siempre en la política y los asuntos soberanos de Argentina.

Pensando bien, les creo cuando afirman que tienen miedo.

Tienen miedo que cuando Esa Mujer se vaya en Diciembre, cualquiera sea el resultado electoral nuestro pueblo haga suyo el legado de Néstor Kirchner y de su fiel y genial compañera, nuestra Presidenta Cristina, de su indomable espíritu de lucha en favor del pueblo y la Nación Argentina.

Es decir, que retorne a las mentes y corazones del pueblo el espíritu indómito de lucha con que se forjó nuestro país.

José María Di Bello

Deja tu comentario

- Copyright © Jose Maria Di Bello - Aemete - - Designed by Aemete -